Así espero que el dolor de paso a una tregua.
Cuando llega la ternura pone en fuga a la tristeza

GM
 

Acuéstate.
Se te ve cansada.
Ven, sube despacio.
Ven y entiérrate en mis brazos.

Acuéstate.
El día ha sido eterno.
Ya es de noche y el frío,
amante, pretende abrazarnos.

Que no te acaricie el viento
con sus susurros de miedo,
que las nieves del desvelo
no te congelen los párpados.

Acuéstate.

Ven.

Tengo preparado un cuento.

Ven.

Acuéstate.

Que no nos tape el invierno.

Lo escribió Gabi y lo guardó en Noticias Breves