Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca
.

Miguel Hernández 

Intenté encontrar la risa en tus labios con todas las contraseñas posibles. Combiné todas las palabras con todos los gestos; mezclé todas las frases, incluso, alteré el orden de las letras; probé a inventar palíndromos y a construir pangramas. Pero fue en vano.
A cada nuevo intento siempre la misma respuesta.
Tus ojos me lo decían bien claro.
Acceso denegado.

No desespero. Sigo intentando.

Lo escribió Gabi y lo guardó en Noticias Breves